Oración contra todo Mal, Peligro y Enemigo



Podemos decir que actualmente nos ha tocado vivir en un tiempo difícil en el que estamos rodeados de un sinfín de peligros que acechan nuestro bienestar. Si sientes que el mal está al acecho de tu vida, y te urge recibir la protección espiritual, puedes practicar alguna estas poderosas oraciones que te mantendrán protegido del mal y de todo peligro.



Oración contra todo mal y peligro

Oración Contra Todo Mal

Hombre orando

El maligno siempre está al asecho, buscando el mejor momento para lanzar su ataque contra nosotros y perjudicarnos, para frustrar todos sus planes, haz esta oración de protección para que sin importar cuantos intenten dañarte, todos sus intentos se vean frustrados.

“Amado Dios y Padre todo poderoso
Vengo a ti porque mis temores me invaden
Siento el acecho del mal contra mi alma
Y la angustia invade mi corazón.

Los pensamientos me aturden a cada paso
Y siento que enemigos ocultos planifican mal contra mí.
No hay poder más grande que el de tu poderosa mano,
Envía tu protección a mi casa y a mi vida,
Cúbreme con tus alas y guárdame de todo mal y peligro.
Envía a tus ángeles acerca de mi
Para que me guarden en todos mis caminos
Cuida mis pasos y que mi vida este siempre protegida por ti.

Haz un cerco protector alrededor de mi vida,
Guarda a mis hijos y cuídalos cuando yo no esté cerca.

Que el mal no nos toque, que la maldad no nos alcance
Cúbrenos con tu amor como un escudo protector,
Guárdanos de enfermedades y de pestilencias.

Que la sangre de Jesucristo derramada en la cruz nos cubra.”
Amén.

Oración contra todo mal con la protección de San Miguel

El mal se encuentra al acecho de nuestras vidas donde quiera que vayamos, no sabemos cuándo llegará el día malo en que nos toque vivir situaciones de peligro.

Roguemos al Dios Padre para que envié a su poderoso Arcángel San Miguel que nos cuide a cada paso y nos proteja del mal que nos acecha, confiando en nuestra fe católica, repite esta oración con mucha confianza cada vez que te dispongas a salir de casa.

“Querido Arcángel San Miguel
Tú que eres poderoso y has vencido al enemigo de mi alma
Te pido que tu escudo protector me cubra
Te pido que tu espada poderosa me defienda de todo ataque.

Oh poderoso guerrero eres tú, ángel de luz divino protector
Que mis pasos sean guiados por tu luz y que mi vida
Esté cubierta por tu mano.

Guárdame del mal, del enemigo oculto que no puedo ver
Guárdame de los planes de las tinieblas,
Libérame de mis enemigos que me quieren apresar,
Protege mi casa, mi familia y mis bienes.

Guarda mi entrada y mi salida
Sostenme en los momentos difíciles y no me dejes
Caer en la tentación del maligno.

Libra mi alma de las garras del enemigo
Libra mi cuerpo de ser tocado por la enfermedad
Encomiendo a ti mi camino, ilumíname y guíame.”
Amén.

Oración contra todo mal benditas y alabadas

Para estos tiempos que vivimos donde la maldad abunda y muchas veces nos sorprende sin nosotros esperarlo, ya sea por causa de enfermedad, robo, muerte de un ser querido, u otra situación.

Es recomendable estar conectados a través de la oración como un medio de protección personal que nos cubra espiritualmente, repite esta oración que te servirá de escudo protector contra el mal inesperado.

“Oh fuerte y gran Dios, bendito tu nombre para siempre
Tú que hiciste el cielo, la tierra y todo lo que existe,
Tu poder es infinito y tu amor insondable.

Oh mi Dios protégeme contra todo mal
Protégeme en los días difíciles y en los momentos de angustia,
Guarda mi vida y mi familia
Guárdanos de enfermedades y muertes inesperadas.

Guárdame de los planes contrarios del enemigo oculto,
Protege mi vida con tu cerco poderoso
Guarda mi familia y cubre mi hogar.

Líbrame de todo mal pensado y planificado contra mi
La sangre poderosa de Jesucristo limpie mi camino,
Libérame del lazo oculto del cazador que busca mi vida
Que tu mano me sostenga para no caer
Que tu amor haga cobertura a mi alrededor
y se extienda como un cerco protector a toda mi familia.”
Amén.

Oración contra todo mal católica

Las situaciones de peligro que pueden presentarse en la vida de cada individuo, resultan muchas veces difíciles de manejar, de afrontar y hasta de superar. La maldad tiene muchas formas y maneras de atacar, la envidia, los celos, los pleitos, las divisiones, también son una forma en el que el mal se presenta.

Nada mejor que una oración para pedir protección en los momentos difíciles y confiar en que la justicia divina permanece de nuestro lado a través de una conexión espiritual con dios.

“Padre celestial, me rindo ante tus pies y
Reconozco que te necesito, sé que existe un
Mundo espiritual que resulta desconocido para mí,
Pero tú eres el Dios todopoderoso, todo lo sabes,
Todo lo puedes y en todas partes estas tú.

Que tu Espíritu Santo me guié en mis caminos
Que tu hijo Jesucristo me libre de todo mal
A través de su sacrificio en la cruz soy libre y limpio de todo pecado
Su sangre derramada fue por mi
Por amor entrego su vida para liberar la mía.

Guárdame de todo mal
Guárdame de los enemigos que buscan mi mal,
Guarda mis pies de tropezar y caer
Gracias por tu divina protección y ayuda.

Como un gigante poderoso vas delante de mí para protegerme
Gracias porque tus ángeles están siempre a mi
Alrededor para guardarme.”
Amén.

Oración contra todo mal y enemigo

En los momentos en que te sientes vulnerable a los ataques que puedan venir a tu vida de manera inesperada, nada mejor que elevar una petición de protección para tu vida, para que sea liberada de todo ataque espiritual de las tinieblas.

Recomendamos la siguiente oración como una fuente de conexión con Dios para lograr la protección espiritual que necesitas.

“Bendito Dios y Padre Celestial
Vengo ante tu presencia para implorar de ti misericordia,
Que tu protección divina envuelva mi vida
Que tu amor me llene por completo.

Libérame de todo temor al mal y al enemigo
Manda a tus ángeles a que me defiendan en todos mis caminos,
Guía mis pasos por sendas de justicia
Que tu mano me defienda en todo tiempo.

Sé mi fortaleza y mi refugio,
Guárdame de los malos, que planifican maldad a cada instante
No tienen paz a causa de la maldad de su corazón.
Que mis enemigos sean avergonzados delante de mi
Que tu fuerza me envuelva y me levante cuando por alguna razón caiga
No me dejes ni me abandones, guarda mis pasos
Cubre mi vida, mi casa y mi familia.”
Amén.

El enemigo siempre anda como león rugiente buscando a quien devorar, pero cuando le oras a Dios por protección, puedes estar seguro que sin importar cuantas veces el maligno intente atacarte, todos sus intentos serán en vanos porque contarás con la protección divina.